Mostrando entradas con la etiqueta energia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta energia. Mostrar todas las entradas

Separar cielo y tierra


El conjunto bazo-estomago es de vital importancia para regular las funciones digestivas y mantener nuestras emociones negativas como la ansiedad, los bloqueos y las preocupaciones excesivas dentro de unos limites aceptables, aportando sentimientos de estabilidad y realismo.
Este ejercicio es ideal y su práctica estira todos los meridianos correspondientes al bazo-páncreas y estomago, produciendo un drenaje del Qi estancado y permitiendo que fluya de esta manera el Qi renovado. También produce un estiramiento de los músculos del torso y de los brazos, relajándolos y aportando una agradable sensación de calma y descanso. Es un poco como desperezarse de forma natural, incluso bostezando para expulsar el Qi estancado.
Su ejecución sería de la siguiente manera:

Ejecución: Empezando con la mano izquierda estirada pero no del todo, y la palma mirando hacia el suelo. La mano derecha estirada pero no del todo, con la palma mirando hacia el cielo, como separando el cielo de la tierra. Las rodillas estiradas y la espalda recta. Poco a poco vamos girando las palmas como conectando una palma con la otra, las rodillas acompañan el movimiento flexionándolas un poco, y vamos juntando las manos. La mano izquierda sube máximo hasta la altura del Dan Tien (3 dedos por debajo del ombligo) y la derecha baja, pero nunca se toca una palma con la otra, simplemente la derecha sigue bajando hasta volver a repetir el ejercicio pero con las manos invertidas.
Respiración: Al ir bajando las manos hasta enfrentarlas una con la otra, se ira inspirando por la nariz, luego al ir separando las manos se empezara a soltar aire hasta que finalizamos la espiración cuando separamos cielo y tierra.

Esto se considera una serie completa y se recomienda repetirla de tres a ocho veces de acuerdo a la capacidad física del practicante y a su dominio sobre los movimientos que se ejecutan. 

A continuación os hemos preparado el siguiente video, donde os detallamos la correcta ejecución del ejercicio, para que así podais practicarlo desde vuestras casas.


Zhan Zhuang, estar quieto como un árbol



El Zhan Zhuang es un ejercicio de Chi Kung estático y el tipo de trabajo que se realiza se denomina meditación de pie. El trabajo es interno y se desarrolla la energía. En el Zhang Zhuang se combina el trabajo mental y muscular, con la respiración tranquila y la relajación. El trabajo interno es potente, aunque no se aprecie a simple vista.
Si realizamos bien el ejercicio, a los pocos segundos, empezaremos a sentir como los diferentes músculos que no utilizamos habitualmente, empiezan a quejarse. Nuestro trabajo consistirá en ir relajando todos los músculos y tendones, logrando liberar bloqueos en la circulación del Qi por todo el cuerpo y que este se equilibre de forma natural. Tomaremos consciencia de tensiones crónicas como las que acumulamos en las cervicales y los hombros. Haremos consciente nuestra respiración que se volverá relajada, amplia y profunda de forma natural. Gradualmente nuestro trabajo se centrará en ejercitar el mismo tipo de relajación con la mente, es decir desarrollar su capacidad de atención y concentración liberándola de tensiones y ruidos involuntarios.
Básicamente, la posición Zhan Zhuang es similar a la posición Wu Ji, pues todo el cuerpo debe estar al igual, salvo los brazos que se elevan a la altura de los hombros mas o menos. Las palmas de las manos enfocaran al Dan Tien superior (pecho), los hombros caídos, al igual que los codos, que siempre deberán estar por debajo de las muñecas, eliminando todo tipo de tensiones. En la imagen de ejemplo, detallamos todos los principios a tener en cuenta en la posición.
Aconsejamos que se empiece por practicar la posición inicial Wu Ji, y una vez se lleve unas semanas practicando esta posición y uno se sienta cómodo en ella durante al menos 5 minutos, se podrá empezar a practicar el Zhan Zhuang (abrazar el árbol). Y así gradualmente avanzaremos de una posición a otra. Una vez dominadas las dos posiciones, es posible combinarlas en la práctica.
El trabajo debe realizarse a diario (bueno, tampoco pasa nada si empezáis por hacerlo tres veces a la semana, pero es aconsejable que sea todos los días, pues iréis cogiendo practica y notando los beneficios mas rápido). La práctica concluirá con algún ejercicio de estiramiento y automasaje para ayudar a las zonas que se resientan más del trabajo. 

"La capacidad de transformar la energía e incluso de crearla en el interior de cada ser es uno de los profundos secretos de la vida. Como un árbol, cada uno también es una gran central de energía de la naturaleza. Comparte una gran afinidad con los incontables árboles que le rodean en el planeta. Los árboles tienen mucho que enseñarnos. Están perfectamente adaptados al ritmo de las estaciones. Combinan su inmensa fuerza con la sensibilidad más delicada. Convierten la luz solar y el aire en combustible. Comparten la tierra con otros, pero están seguros en su propio interior. Al estar de pie, como un árbol, solo e inmóvil, se llega a comprender todo lo que ocurre en el interior del ser, todos los cambios internos que tienen lugar en los órganos y músculos. Es necesario practicar constantemente. Cada uno nota las reacciones que tienen lugar en su interior. Este sentimiento nunca acaba. Sigue y sigue, una y otra vez. Este es el camino, no importa lo lejos que uno vaya, nunca llegará al final de todas las cosas maravillosas que se pueden descubrir."

El Camino de la Energía. Lam Kam Chuen.

La respiración, la mejor medicina

La sabiduría taoísta entiende la respiración como el componente más importante para el cuerpo y la mente. Es mucho más poderosa que la alimentación recibida a través de los alimentos y bebidas. El Chi Kung es una legendaria rama de la medicina china, destinada a enseñar el control del ejercicio respiratorio, un arte ancestral dedicada a la sanación, a través de la energía en el aire. Aprender a respirar regula el equilibrio entre el Ying y el Yang. Y cuando respirar, se convierte en una herramienta dominada a voluntad, es capaz de regular todas las funciones vitales del ser humano.

Así como la dieta afecta al equilibrio bioquímico del cuerpo, la respiración afecta al equilibrio bioeléctrico.
Existen dos tipos de respiración: la limpiadora y la energizante.
  • La respiración limpiadora desintoxica el cuerpo y se centra en la espiración. 
  • La respiración energizante recoge y acumula energía vital, y se concentra más en la inspiración. 
Aunque hoy en día la gente no suele prestar mucha atención a cómo respira, todo el mundo practica estas dos clases de respiración a lo largo del día sin ser consciente de ello. Por ejemplo, el suspiro es una respiración limpiadora espontánea, pues consta de una inspiración rápida seguida de una espiración larga y forzada. El bostezo, en cambio, es una respiración energizante espontánea, ya que se trata de una inhalación larga, lenta y profunda, brevemente retenida en los pulmones, seguida de una exhalación relativamente corta.
En Oriente, la respiración se considera una ciencia. En China lo llaman Qigong conocido en occidente como Chi Kung, pero el mundo occidental ni siquiera posee un término específico para designar el control de la respiración.

Las propiedades del aire
La palabra "Chi" tiene como acepción el aliento. El primer contacto es la inhalación que se produce al salir del cuerpo de la madre.
El oxígeno se transporta por medio de la sangre, para ser llevado a cada célula. La energía vital o "Chi", se difunde por los meridianos como un tejido invisible. Cuando este sistema natural se obstruye, comienzan a generarse malestares como fatiga, dolor de cabeza y otras enfermedades. Por ello, una correcta respiración es un acto de depuración, estimulación y mejoramiento del sistema inmunitario. La calidad del aire determina este proceso. Su energía depende de los iones negativos y positivos que lo integran. Los agentes contaminantes, se transforman en iones polimoleculares de base positiva. Los iones negativos purificadores, abundan en los espacios libres de químicos.
Analizando esta realidad, es normal que al encontrarse en lugares sin toxinas, el cuerpo se halle en mayor armonía. Por lo tanto, sería ideal ejecutar los ejercicios de respiración controlada cerca de la naturaleza.

A continuación os dejamos un vídeo, en el cual hacemos una sesión de respiración, para aquellos que quieran aprender a tener una respiración consciente, o también aquellos que quieran entrenar su respiración más a fondo.


Beneficios de practicar Qigong

Los beneficios de practicar Qigong, van desde mejoras en la condición física, emocional, mental hasta equilibrio en el campo espiritual de la persona, además, ayuda a calmar la mente y fortalece el cuerpo.
  1. Mentales: Al disminuir los pensamientos negativos aumenta la capacidad de la memoria y la concentración, lo que hace que toda la energía se distribuya por cada parte del cuerpo. Todo en conjunto rehabilita la mente, elimina las preocupaciones, regula el insomnio y a su vez produce claridad mental.
  2. Físicos: La respiración al ser diafragmática estimula a su vez a los órganos del cuerpo, aumenta la capacidad que tienen comúnmente los pulmones para contener el oxigeno, activa y restablece la circulación sanguínea y estimula el tránsito intestinal. Mientras que los suaves movimientos físicos que se realizan en cada postura se ejercitan los músculos, va reduciendo los dolores o molestias en las articulaciones, desarrolla la flexibilidad y previene que aumente el sedentarismo.
  3. Espirituales: Una de las finalidades de estos ejercicios es estar en sintonía y completa armonía con la naturaleza, a su vez abre los caminos para el desarrollo de ciertas cualidades mientras se transforma de manera positiva el interior del ser. El Qigong o Chi Kung es una filosofía de vida, que ayuda a la persona a establecer y sobre todo mantener hábitos que sean saludables para mejorar y alargar su vida.
  4. Emocionales: Al estar concentrados y relajados, los meridianos o canales por donde fluye la energía, se energetizan y empieza a regularse la circulación sanguínea por los órganos vitales del cuerpo es decir: corazón, bazo, hígado, pulmones, riñones y cerebro. Según los relatos de la medicina tradicional china, en la ley de los Cinco Elementos se detalla que cada órgano está ligado a una emoción. Es decir, el corazón aloja la euforia, el bazo la preocupación, la ira se encuentra en el hígado, el miedo en los riñones y la tristeza en los pulmones.

Wu Ji (Wu Chi), la posición básica del Qigong


Uno de los principios básicos del Qigong es cuidar con detalle nuestra postura al estar de pie durante todos los ejercicios que se ejecuten. Adoptar una posicion incorrecta durante toda una practica nos puede dañar mas que beneficiar, por lo que es muy importante, la posicion que adoptemos para realizar toda la practica. Existen series de Chi Kung que se realizan sentado, pero la mayoria son de pie. Es más, el hecho de estar de pie, forma parte del Qigong, ya que existen movimientos que son totalmente estáticos, como por ejemplo el Zhan Zhuang Gong (estar quieto como un arbol), que ya hablaremos más adelante de él. Estar de pie, no solo implica cuidar la posicion, sino que ademas hay que prestar atencion a nuestra respiracion, y con la mente relajada. Para algunos al principio, puede parecer complicado o incluso molesto,  pero profundizando e integrando la posicion con mucha practica, se pueden conseguir muchisimos beneficios.
Wu Chi, significa "vacio absoluto", de ahi que se utilice para el inicio de una practica de Qigong o como enlace entre dos movimientos, pues para empezar cualquier movimiento, hay que partir de una posicion de "vacio absoluto". Adoptando esta posición preparamos al cuerpo para el movimiento y lo hacemos desde la conciencia. Es como decirle a la mente y al cuerpo, “vamos a empezar” y lo hacemos de una manera consciente, observando la respiración, el estado del cuerpo y su relajacion, de la mente y su concentración... Con ella captamos la energía del cielo (Yang) y de la tierra (Yin) y las juntamos en el Dan Tien inferior, en el abdomen. Su ejecución sería de la siguiente manera:

Ejecución: Los pies se colocan paralelos a la distancia del ancho de hombros, con las puntas mirando hacia el frente. Cerramos los ojos, y empezamos a respirar suavemente. Tomamos conciencia de las plantas de los pies, al contacto con la superficie y tratamos de que el peso se sienta aproximadamente en el centro de la planta, tanto vertical como horizontalmente, repartiendo el peso por todas las plantas. Para ello, en  cuanto al eje vertical del peso de nuestro cuerpo, daremos un suave balanceo del cuerpo, hacia delante y atras, cambiando el peso entre la punta y el talón, reduciendo progresivamente el balanceo hasta quedar en el centro. En cuanto a la horizontal, variaremos la distancia entre las rodillas, hasta encontrarnos comodos, buscando la estabilidad horizontal del peso de nuestro cuerpo. Imaginad como si unas raices empezaran a salir de la planta de vuestros pies, y estas raices cada vez se hacen mas grandes, enraizandote mas y mas, hasta el punto de sentir una conexion total con la tierra. Simultaneamente, tendremos en cuenta todos los siguientes aspectos...
Izq.: Posicion erronea cadera / Dcha.: Posicion correcta cadera
Flexionaremos ligeramente las rodillas. Sentid como vamos eliminando la rigidez, como vamos relajando las piernas y al mismo tiempo repartiendo por igual el peso de tu tronco en las piernas. Esto permitirá que el Qi y la sangre fluyan bien por todo tu cuerpo.
La cadera, es el enlace entre tu tronco y las piernas, una mala posicion aqui, bloquearia el paso energetico entre piernas y tronco. Para ello, debemos dejar caer nuestra cadera, de tal manera que se bascule ligeramente hacia delante, sin obligarla, liberando de todo tipo de tension. El gesto de aflojar las rodillas debe hacer que el hueso sacro  vaya hacia abajo y al mismo tiempo un poco hacia adelante, reduciendo la curva que suele tener la zona lumbar.
Dejamos caer los hombros, sintiendo el peso de los brazos. Debemos evitar cualquier tipo de tension en los hombros para no dañarnos durante la practica, y para ello hay que evitar subir los hombros y mantenerlos siempre caidos.
Con los ojos y los labios entreabiertos, apoyando la lengua en el paladar superior, metemos el menton ligeramente hacia dentro, estiramos ligeramente las cervicales, y empezamos a visualizar como si un hilo brillante, empieza a salir de la coronilla de nuestra cabeza y empieza a subir al cielo, cada vez mas alto, hasta el momento que empezamos a sentir como nuestras cervicales cada vez se estiran mas, hasta el punto de ir eliminando tension y rigidez en la zona cervical.
Cabeza y cuello: Hay una imagen fundamental en este trabajo que es imaginar como un hilo que tira de la coronilla con suavidad hacia el cielo. De esta manera estiramos ligeramente las cervicales hacia arriba. El mentón puede ir en este movimiento ligerísimamente hacia dentro y hacia abajo.
Es interesante también realizar un examen de todas las zonas del cuerpo, para ir relajandolas una a una, frente, ojos, mejilla, cuello, cuero cabelludo, hombros, etc...  tomando unos segundos para relajar cada  zona.
La respiracion debe ser en todo momento, consciente, suave, pausada o relajada.


A continuación os dejamos un video explicativo, para que tengais una idea gráfica de como realizar correctamente este ejercicio estático:



 
Os recomendamos que al principio, mantengais esta posicion unas diez respiraciones, y a medida que integreis la posicion mejor, vayais incrementando el tiempo que querais, para poder tomar la maxima conciencia de nuestro cuerpo y espiritu.
Esperamos que estos consejos os sean de gran ayuda. Cualquier duda que podais tener, podeis dejar vuestros comentarios!

¿Que es el Qigong o Chi Kug?

El qì gōng (氣功) procedente del chino pinyin, es el Chi Kung.  “Qi” es energía vital, “Gong” es trabajo, por lo tanto su traducción sería "trabajo de la energía". Es una disciplina, incluida en la medicina tradicional china, que exige dedicar mucho tiempo, para mejorar la energía vital del cuerpo, y así mejorar la salud.
Los expertos en medicina tradicional china, se han hecho presentes a lo largo de la historia,  representando una cultura que tiene a la salud, como objetivo principal. El Qigong o Chi Kung es una destreza que se practica fundamentalmente, para alargar la vida y cultivar la salud. Es considerado como una práctica corporal que cualquier persona de cualquier edad, puede realizar, siempre y cuando se mantenga en consonancia con su espíritu, la naturaleza y las leyes universales, aportando a sus practicantes, múltiples beneficios para la salud mental, física y espiritual. Desde hace de miles de años, las prácticas medicinales y culturales chinas, se han interesado por la prevención de enfermedades, es por ello que el Chi Kung es una terapia que aporta para quien lo practica, un sistema para prolongar su vida.

¿Qué es el Qi?

La filosofía china describe que el Qi es la energía o fuerza natural que enmarca a todo el universo, por lo tanto, se encuentra en cada espacio de la tierra y el cielo, incluyendo a cada especie viviente sobre el planeta. Científicamente no existe una definición para el Qi, algunos consideran que se trata de energía eléctrica, otros afirman que es electromagnética o que simplemente se trata de calor.
Cuando la persona se siente debilitada o enferma es porque su Qi se encuentra bloqueado, por lo que es recomendable asistir a terapias de acupuntura para que se trate directamente la reactivación del Qi por medio de estimulaciones energéticas, en combinación con el Qigong que desempeñaría una función más preventiva, constante, y finalmente curativa.
El Qigong, al ser considerado como parte de las cinco ramas que conforman la medicina tradicional china, es una parte fundamental en procesos terapéuticos. Hoy en día, se ha vuelto una práctica habitual para tratar males de todo tipo, sobre todo en parques y amplios espacios, donde la naturaleza abunda.

Origen del Qigong
 

El origen de la medicina china y con ella el Qigong, datan desde hace más de 4.000 años. Hay pruebas históricas que indican que durante el tiempo de la Dinastía YAO (2333 a.C. -2206 a.C.), las personas practicaban una danza para fortalecer el cuerpo, regular la respiración, la circulación de la energía (Qi) y la sangre, para curar sus enfermedades.
Durante las primaveras y otoños, en los Estados Guerreros (720-221 a.C.), el Qigong se desarrolló como nunca antes. Dao Yin Shu, una forma antigua de Qigong, era muy popular durante esa época.Según las tradiciones budista y taoísta, de donde procede la gran parte de los estilos de Qigong, es también un método para alcanzar la iluminación o budeidad, la paz interna, la libertad y la felicidad.
Según el Confusioismo, es un método para mejorar la comprensión, tolerancia, la manera de ser. Puede ayudar a tomar decisiones de la vida.  
Su objetivo es estimular la energía vital que necesita el organismo para que esta fluya en cantidades óptimas, siempre teniendo en cuenta que dicha energía debe circular por los meridianos del cuerpo. La concentración mental, los suaves movimientos físicos y los ejercicios de respiración son la base para practicar el Qigong o Chi Kung. Todos estos elementos combinados ayudan al ser humano a movilizar, conscientemente, la energía que aporta la naturaleza, haciendo que se desplace por todos los canales energéticos del cuerpo.
Es así como el Qigong se fundamenta, en respirar la esencia de la vida, regulando la respiración para conservar el espíritu, y manteniendo la mente y cada músculo del cuerpo en total relajación. Además, es considerado como el arte de preservar la energía para que esta recorra el cuerpo de manera armoniosa.
La diferencia entre el Chi Kung y el Taichí es que el Tai es el arte del puño, es decir, su finalidad es trabajar en la energía para que sea utilizada en la lucha, mientras que el Chi Kung busca sanar a la persona por medio de la energía.

¡Bienvenidos a Qigong Valencia!




¿Te sientes cansado, estresado y necesitas parar?... ¿Quieres saber como aumentar, renovar y optimizar tu energía?...

La práctica de Qigong o Chi Kung, reduce el estrés, regula desequilibrios emocionales, eleva la autoestima etc... Utilizando la mente, respiración y los movimientos del chikung, activamos la circulación energética en nuestro cuerpo a través de los meridianos, fortaleciendo órganos internos, huesos, articulaciones y músculos.
Qigong Valencia nace para promover y divulgar el Chi Kung y el Taichi en la ciudad de Valencia y sus alrededores, ofreciendo enseñanzas abiertas a todos y para todos las edades. Al aire libre, siguiendo la tradición china, para armonizar nuestra energía vital con la naturaleza.

¿Quieres iniciarte o profundizar en esta disciplina que aporta salud, equilibrio y armonía interna? ¿Quieres conectar con tu interior y disfrutar de mayor energía en el aquí y ahora? ¿Quieres despertar tu conciencia y transformar tu día a día?

Si lo deseas, tanto si tienes experiencia como si no, independientemente de tu condición física, puedes practicar Chi Kung, para poder sentirte mejor en tu cuerpo y espíritu, poniendo energía en tu camino de vida.
¡Anímate a hacer este maravilloso viaje y descubre tu interior!

POSTS DESTACADOS